Intermon-Oxfam, tú sí que molas!

Hola a todos!

Os paso el link de La 2 Noticias de ayer para que os miréis el primer minuto, si vais con prisa o a partir del minuto 12:08, si tenéis más tiempo… (son 2 minutillos, no seáis perezosos!)

Captura de pantalla 2013-02-27 a la(s) 17.17.40Intermon-Oxfam ha evaluado el impacto social y medioambiental de las 10 grandes empresas de alimentación y bebidas en el sistema alimentario mundial. Para ello ha utilizado un sistema muy similar al de la Teoría del Bien Común, que comentaba en otro post.Captura de pantalla 2013-02-27 a la(s) 17.16.25

Os invito a entrar en la web de esta ONG y poner a prueba a alguna de las marcas. O ¿por qué no? ¡A todas! Y actuar consecuentemente…

tras la marca

Y es que tenemos la posibilidad, no sólo de informarnos de la situación actual de estas empresas para variar nuestra percepción y hábitos de compra, sino que, además, podemos presionarlas a través de Twitter o Facebook para impulsar el cambio y que mejoren sus políticas sociales y medioambientales.

Me siento muy ilusionada con esta propuesta de IO. Ojalá este estudio se amplíe a otras empresas y sectores y pronto podamos decidir qué comprar en función de algo más que el precio, las calorías por cada 100gr o si contiene gluten o no.

Para acabar, os dejo con el anuncio de Intermon-Oxfam y aprovecho la “bienentendida” para mandar un mensaje: Maggi, si de verdad me quieres ayudar, ¡ponte las pilas!

·bananas·

Django Unchained

El Capitalismo ha sido el motor de crecimiento y desarrollo de nuestra sociedad, nadie lo duda. Pero ¿a costa de qué?

A nivel global, el agotamiento de los recursos, la polución y las diferencias de desarrollo entre países son algunos de los principales problemas que ha provocado. A nivel personal, estaremos de acuerdo en que, poner el dinero en el centro de nuestras vidas, no ha resultado lo más beneficioso. El Capitalismo nos marca nuestros horarios, nuestra forma de vida y, lo peor de todo, nos hace creer que no podemos vivir sin él. Y sin que seamos conscientes de ello… ¡Chapó!

Os explicaré brevemente algunos ejemplos de comunidades autogestionadas que, aunque el dinero sigue estando más o menos presente, son un primer paso para romper las cadenas y preparar la necesaria transición hacia otro tipo de economía.

La base de estos movimientos es conseguir que las personas que comparten espacios y trabajos se conozcan y tomen decisiones en común y que se armonicen los trabajos externos e internos. Las recetas son conocidas: bancos de tiempo, trueques, una rebaja voluntaria del consumo, huertos urbanos, talleres de aprendizaje de labores tradicionales, monedas locales, y un largo etcétera de propuestas. ¡A ver qué os parecen!

Rob Hopkins: Teórico del modelo de Transition Towns, seguido por más de cien comunidades en países como Reino Unido, Australia, Italia, Canadá o Estados Unidos. Está basado en la autogestión y el compromiso con el entorno. Aunque, para mi gusto, en sus webs, hay demasiadas ofertas para que compremos sus libros y referencias a los premios recibidos… Mejor consultar directamente alguna de las comunidades, como Crystal Palace Transition. Por cierto, en Transition Network puedes filtrar por país y CP y te informa de las actividades cercanas a tu casa.

Can Masdeu: Ejemplo de comunidad catalana basada en el cooperativismo, creación y gestión de recursos y descentralización y horizontalidad en la toma de decisiones. Otro bonito ejemplo sería el proyecto de Escanda en Asturias.

Freeganos: Un grupo de argentinos que se han propuesto vivir sin dinero, aprovechando aquello que la mayoría de la sociedad considera basura. Eso sí, tienen su Facebook, sus móviles… ¿Los habrán encontrado en un vertedero también…?

Arcosanti: Se trata de una ciudad experimental de la fundación Cosanti fundada por el arquitecto Paolo Soleri y su esposa Colly. Se trata de un laboratorio urbano que se empezó a construir en 1970 el desierto de Arizona. Os paso un breve video en el que propios miembros de la comunidad explican su experiencia.

UFAFabrik: Centro cultural internacional en Berlín. Mi prefe. Es un gran local que anteriormente fue una fábrica cinematográfica en donde se rodaron películas como “El gabinete del doctor Galigari” (Robert Wiene,1919) o “Metrópolis” (Fritz Lang, 1927). Quedó abandonada y para evitar que la demolieran en 1979 la ocuparon grupos culturales y ecológicos. En la actualidad es un ejemplo de autogestión en donde se da trabajo a 200 personas. Hay una escuela libre, una panadería ecológica, talleres de carpinteros, electricistas, jardineros, una granja y hasta un hotel. Muy interesante…!!!!

A mi me resulta muy complicado el plantearme dejar todas mis comodidades para vivir de esta manera pero… Quizás convivir con ellos unos días me abriría los ojos…

¿Cómo lo veis?

PD. Ya que hablo de cadenas… os recomiendo la última de Tarantino. No es la mejor, pero pasas un buen rato!!

·bananas·

La “Teoría del Decrecimiento”

A pesar de que en política sólo escuchamos hablar de un tipo de crisis, la crisis financiera, el tema es mucho más delicado y abarca muchos más ámbitos de los que les interesa reconocer.

Podemos hablar de una crisis 2demográfica, especialmente en determinadas regiones del planeta, que hace que nos hagamos una serie de preguntas esenciales: ¿Hasta dónde puede crecer la población humana?, ¿Hasta dónde DEBE crecer?, ¿A costa de qué?… Otras crisis que marcarán un camino a recorrer necesariamente son la crisis ecológica y la crisis de agotamiento de recursos. Estas dos últimas hacen alusión a las evidentes agresiones que estamos llevando a cabo sobre el medio ambiente y su consiguiente deterioro.  Se trata de la sobreexplotación.                                                      Además de éstas, existe una clara crisis social.                                                             Es evidente la proximidad del colapso de la economía a través del agotamiento de recursos energéticos, del deterioro del medio ambiente y de una cada vez mayor presión demográfica.

1

Hasta ahora, el sistema ha venido utilizando tres técnicas principales para hacernos caer en sus redes: la publicidad, que nos hace sentir una irrefrenable necesidad de comprar aquello que realmente no necesitamos y que, probablemente, no necesitaremos nunca; el crédito, que aunque era algo más representativo en el pasado, se ha estado usando de forma que se nos permitía comprar lo que quisiéramos aún en ausencia de recursos para hacerlo. Da igual que no tengas dinero, no dejes de consumir…; la obsolescencia, o caducidad de los bienes, se refiere a una forma de producir que hará que aquello que has comprado, deje de funcionar en poco tiempo y así necesites comprar otro.

3La Teoría del Decrecimiento pasa por analizar tres dimensiones fundamentales. Por un lado, una dimensión física en la que hemos de tener en cuenta que el planeta es un lugar de recursos limitados y que no podemos crecer sin más porque los recursos pueden acabarse y, con ellos, los derechos de las generaciones futuras y del resto de especies que conviven con nosotros. Por otro lado, podemos vivir mejor con menos. Se trata de conseguir una relación equilibrada con el medio natural. No vamos a ser necesariamente más felices con el crecimiento económico. Además de todo esto, será necesaria una reducción de los niveles de producción y consumo, recuperando aquella vida social que hemos ido perdiendo, apostando por un ocio creativo, repartiendo el trabajo, reduciendo el tamaño de las infraestructuras que utilizamos mal, restaurando la vida local que hemos ido dejando morir y asumiendo estrategias de sencillez y sobriedad…hay que conseguir un cambio de mentalidad para llegar a todo esto. No parece fácil, pero nadie dijo que lo fuera. Se trata de llevar a cabo una reducción de la actividad económica y una recuperación de los hábitos de vida, relaciones sociales y valores basados en principios muy distintos a los actuales.

La obsesión actual con el crecimiento económico propicia un modo de vida esclavo que nos hace pensar que seremos más felices trabajando más, ganando más dinero y consumiendo más bienes.

Para más información, podéis leer la entrevista a Carlos Taibo, “Tenemos que buscar una salida del capitalismo, no de la crisis”.

¡Feliz domingo a todos!

                                                                                                                                 ·bananas·