Charles Williams Morris

Hoy Isa y Diana me han invitado a publicar en su blog, así que gracias a las dos por abrirme las puertas de vuestro blog y deseo que sea la primera de muchas aportaciones. Como suele decirse en la jerga del Mundo del Teatro “mucha mierda”.

Williams nació en Walthamstow, Inglaterra el 24 de marzo de 1834 y falleció el 3 de octubre de 1896. A lo largo de su vida fue arquitecto, artesano, impresor, poeta, activista político, pintor y diseñador. Williams fue fundador del movimiento Art and Crafts (Arte y Oficios) que pretendía volver a la fabricación de modo artesanal y es aquí donde se centrará mi comentario de hoy.

La idea de Williams es compartida por muchos en la actualidad, entre los cuales yo me incluyo. Ésta idea de volver al modo de fabricación artesanal creo que nos enriquece, tanto en el ámbito profesional, como en el personal. Ayer como hoy, producir de un modo artesanal no es rentable, ya que cualquier producto elaborado de forma artesanal es del todo imposible que compita contra ese mismo producto realizado de forma mecánica. Las grandes empresas que fabrican grandes cantidades de ese producto rebajan su precio de forma tan drástica que por mucho que nos esforzásemos no alcanzaríamos nunca superarlos económicamente y resalto esta última palabra, económicamente, ya que sí se superaría en muchos otros ámbitos y los principales son el bienestar de las personas y su calidad de vida.

Williams apostó por este modo de trabajo y el resultado fue nefasto ya que al final, sus piezas, por el elevado coste que tenían, fueron adquiridas por la alta burguesía de la época. No más lejos de lo que hoy en día ocurre, piezas únicas se convierten en objeto de deseo para los coleccionistas y gente adinerada, elevando su valor a límites inimaginables o inalcanzables para la inmensa mayoría de nosotros; un claro ejemplo de la sociedad capitalista en la cual vivimos. Mientras nos mantengamos bajo el yugo del capitalismo y no impere el socialismo, las personas viviremos sometidas y nuestras vidas no dejarán de ser mera levedad.

El trabajo debe ser gratificante según Williams, cualquier trabajo debe englobarse bajo el término de la palabra arte. De ésta manera, cualquier objeto que se fabrique, construya o elabore, debe tener un valor mucho más enriquecedor que el que pueda tener un objeto que se fabrique, construya o elabore por mero ánimo de lucro. La belleza está por encima de todo y debe acompañarnos en nuestro día a día.

Referente a las diferencias sociales, Williams nos  invita a unirnos y trabajar para que las distancias se hagan apenas inapreciables. Soy de la opinión que para la construcción de un Mundo mejor esto debe ser así, pero Williams también era sabedor de la ardua tarea que esto conllevaba ya que el capitalismo está muy arraigado y difícilmente dejarán escapar a la Gallina de los Huevos de Oro.

Opinión personal:

Ésta declaración data de 1883 y algunas cosas han cambiado desde entonces, pero no las suficientes. Aunque la perfección sea algo inalcanzable, debemos buscarla insaciablemente.  No se qué ocurrirá en un futuro, pero de una cosa puedo estar seguro, debemos humanizarnos, respetarnos y respetar la Tierra en la que vivimos, así como cambiar nuestros hábitos de vida, de lo contrario la vida se extinguirá como hace miles de años se extinguieron los dinosaurios. Pienso que Williams ha sido un punto de partida para muchas organizaciones que están trabajando para el bienestar de las personas en el Mundo, para un Mundo más justo. Y como millones de personas yo también pienso que ¡sí! un Mundo mejor es posible y está en nuestras manos.

Pere Blanco